Skip links

10 Consejos para antes de irse a EEUU

10 Consejos para antes de irse a estudiar a EEUU

1. La primera semana es la más complicada.

No conoces a nadie, estás viviendo en un cuarto con una persona a la que acabas de conocer y con la que vas a pasar un año entero compartiendo una habitación enana. TRANQUILO, en menos de lo que esperas te sentirás como en casa. Puede parecer que la situación no mejora, pero en el momento en el que empieces a conocer cada rincón de la universidad y hayas encontrado a tus primeros amigos, todo se vuelve más fácil. La universidad seguramente organizará eventos en el que coincidirás con gente que está en la misma situación que tú, aprovéchate de estos eventos para hacer amigos y empezar a sentirte cómodo en tu nueva casa.

2. Es imposible planificar absolutamente todo antes de irse.

No importa cuánto te hayas informado, al llegar a la universidad todo va a ser nuevo e inesperado. Cada persona y su situación es distinta, por lo que es imposible que alguien te cuente lo que vas a vivir porque no son tú. Está bien informarse para tener una idea, pero ten claro que una vez llegues, tu experiencia diferirá de lo que te habías imaginado.

3. Involúcrate.

Si eres deportista es un poco más fácil porque un equipo es como una familia y ya tienes un grupo al que acudir siempre que quieras. Sin embargo, si no eres deportista, es más complicado encontrar un grupo de gente con el que tengas algo en común inmediatamente. Por eso, es recomendable involucrarse en las actividades que la universidad ofrece para los estudiantes de primer año. Ahí conocerás a gente en la misma situación que tú, por lo que deberías intentar hacer amigos para sacar lo máximo de tu experiencia desde el principio.

4. Los amigos que hagas serán para siempre.

Harás amigos con los que seguramente pasarás la mayoría del tiempo, ya que viviréis bastante cerca por no decir en el mismo cuarto. Vivir 24/7 con las mismas personas hace que se conviertan en tu familia, especialmente cuando sois vosotros los que decidís vivir juntos.

5. Mantén contacto con tu familia.

Una vez te empieces a sentir cómodo con tus amigos y aproveches tu independencia, no te olvides de tu familia. En la universidad el tiempo libre es escaso y cuando lo tienes, lo que te apetece es estar divirtiéndote con tus amigos. Acostúmbrate a mantenerte en contacto con tus padres, tanto por llamadas como por mensajes. No solo te ayudará a ti a sentirlos más cerca, también les ayudará a ellos a no echarte tanto de menos.

6. Estudia y ve a clase.

Aunque en las carreras universitarias americanas no se suele estudiar tanto de “codos”, es muy probable que te manden trabajos muy a menudo en la mayoría de las clases. No vayas con la mentalidad de que no vas a trabajar porque seguramente tendrás que escribir más de lo que piensas.

Al no tener a nadie que te diga que tienes que ir a clase, puede ser muy tentativo saltarte las clases. En EEUU el ir a clase puede marcar la diferencia en tu nota final. Muchos profesores cuentan la participación casi tanto como los exámenes, así que ve a clase, atiende e intenta participar. Además, cuanta más atención prestes en clase, menos tendrás que estudiar para los exámenes.

7. No compres los libros de clase, busca opciones para alquilarlos.

Generalmente alquilar es significativamente más barato que comprar. Y si compras libros, intenta venderlos al final del año escolar, las universidades americanas suelen ofrecer la opción de compra de libros por la que te darán dinero en efectivo por todos aquellos libros que puedan comprar.

8. Habrá días buenos pero también malos.

Estudiar en EEUU es una de las mejores experiencias que se pueden vivir. Pero como en todas partes, también habrá días malos. Los días de bajón nunca faltan, pero has de entender que es normal tener días así de vez en cuando y tienes que aprender a superarlos.

9. Volver a casa es casi más difícil que irse.

Al vivir fuera gozas de una libertad que, en casa, con tus padres, no tienes. Acostumbrarse a vivir con amigos y organizar tu propia vida, hacen que volver a casa sea más complicado que irse. Además, vivir fuera hace que madures y crezcas como persona, por lo que al volver a casa te darás cuenta de lo mucho que has cambiado.

10. Disfruta de esta experiencia, puede que no vuelvas a vivir algo así.

Asegúrate de sacar fotos de todo para tener un recuerdo al que mirar una vez la experiencia haya terminado. Estas vivencias son únicas, y aunque cada persona es distinta y no todo el mundo tiene los mismos gustos, las experiencias que vivas serán irrepetibles e imborrables en tu memoria.

Mercyhurst University / MAE Sports & Education

“Estudiar en EEUU ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, hasta ahora. Por eso, siempre que me preguntan, recomiendo a todo el mundo dar el salto e irse. Puede dar un poco de miedo al principio, pero merece la pena y puedo asegurar que ninguna de las personas que conozco que se hayan ido, se arrepiente de ello. Sal de tu zona de confort y ve a estudiar a EEUU, no te arrepentirás.”